La Chicago Union Station

Ahhh, Chicago, años 20… La época de la Prohibición, Al Capone, el Jazz y los bares prohibidos. Ningún otro sitio mejor que éste para teletransportarte y respirar un poco de aquella atmósfera. David, conocedor de estos gustos romantico-nostálgicos míos, programó una visita a la Chicago Union Station, la estación central de trenes de Chicago, situada en el 251 de North Clinton Street, entre las calles Adams y Jackson, muy cerca de la torre Sears.

Se trata de un edificio enorme con 10 entradas, equipado con restaurantes que abren las 24 horas, 2 bares, un kiosko, una tienda de flores, baños y cajeros automáticos.
Tan sólo entrar, el inmenso espacio con 18 columnas corintias, paredes con 33 metros de altura, suelos de mármol y una gran bóveda, resulta sobrecogedor.

Nos dirigimos a las famosas escaleras donde Eliot Ness (Kevin Kostner) y el agente Stone (Andy García) van a la estación para detener al contable de Al Capone, en una estremecedora escena que termina en una matanza de gangsters al tiempo que Ness y su compañero impiden que un carrito con un niño, que se precipita escaleras abajo, sufra ningún daño.
Subir estas escaleras, emulando a Eliot Ness mientras recuerdo la escena, resultó ciertamente escalofriante…

 David y Laura prefirieron disfrutar bajando las escaleras de otra manera:

 Y para los nostálgicos, aquí dejo un enlace a la escena de la película para que disfruten, al tiempo, de la fabulosa Union Station: