En el aeropuerto

Para viajar a Estados Unidos hay que presentarse en el aeropuerto con 3 horas de antelación, así que, aunque nuestro vuelo sale a las 12, tenemos que madrugar para estar a las 9 en el aeropuerto.

En Barajas, independientemente de la Terminal asignada para su vuelo (T4 y T4S), el acceso siempre se realizará desde la T4 o Edificio Terminal. La forma más cómoda de llegar a la T4, y la elegida por nosotros, es el metro desde Nuevos Ministerios cuya salida va a dar justo a la zona de facturación. Si prefieres el autobús puedes consultar la página de información de Iberia.

Tras sacar los billetes, tienes que pasar los controles de seguridad. Si viajas en clase business o eres cliente Iberia Plus, puedes pasar los controles por el Fast Track, que permite pasar los controles en menos de dos minutos y agilizar los trámites previos al embarque. La puerta de embarque se encuentra en la T4S (Edificio Satélite) así que, para dirigirnos a ella, tenemos que coger el tren subterráneo de conexión situado en el nivel -2 del edificio Terminal. Tras pasar el control de pasaportes de salida ya podemos acceder a la zona comercial y de puertas de embarque. Si eres fumador no dejes de comprar un cartón de cigarrillos en las tiendas duty-free pues, en Estados Unidos, cuna de la Philip Morris y de la adicción al cigarrillo que tenemos muchos de la generación de los 60 y 70, el tabaco es carísimo y no se vende en todas partes (una cajetilla de Marlboro te cuesta allí entre 8 y 9$).

Viajando en clase business o Iberia Plus, y con tiempo de sobra para embarcar, puedes acceder a la sala VIP Iberia Velazquez de la zona RSU de la Terminal, dónde podrás disfrutar de amplias zonas de descanso en cómodos sofás, leer el periódico, ducharte, ver las noticias por televisión, comer algo, tomar unos chupitos (aconsejable si te da un poco de miedo volar), etc.; una forma completamente diferente de viajar…

En la sala VIP Iberia Velázquez